Entre FaRoS y CaStiLLoS....



Hace unos días nos enteramos por la prensa que el hotel del Faro de Finisterre se alquilaba, que pena. Para nosotros es un rincón muy especial. Fue una de las primeras escapaditas que hicimos juntos hace ya unos cuantos años :)

De camino paramos en Vimianzo, a visitar su castillo medieval, totalmente restaurado y con exposiciones en el interior sobre artesania y oficios que se realizaban en la zona por aquella época como los canteros, telares, palilleiras...




Desde allí a Fisterra hay una media hora y aunque en un principio se va por el interior, al llegar a la costa, las vistas al mar desde la carretera son impresionantes.

Antes de llegar al faro decidimos subir mas arriba para tener otra perspectiva, pero la niebla nos fastidió.



El hotel O Semaforo, no está en las instalaciones del faro, pero si en un edificio pegado a el. La cafeteria está acristalada por todos lados, tomar un café a 143 metros sobre el nivel del mar es una gozada y de noche es una pasada ver el haz de luz reflejado!!!

               

Pasamos una noche allí y al dia siguiente volvimos a disfrutar de las vistas y de un paseo. Después de comer pusimos rumbo de vuelta a casa. Estaba lloviendo, pero quisimos parar en otro faro...


El destino era el Roncudo en Corme. Famoso también por los mejores percebes gallegos y por tanto los mejores del mundo :)


El día estaba empeorando así que la vuelta se anticipó un poco, pero nos quedamos con unas vistas del mar que para mi son mis favoritas!!!


Comentarios