BéRgAmO: una ciudad alta por descubrir.



Nuestra escapada recoriendo el norte de Italia empezó en Bergamo, en la región de Lombardía, a unos 50 kilómetros de Milán. Una ciudad que por si sola no llama pero que su parte alta, zona vieja que han sabido conservar, seduce a cualquiera...


Volamos con Rynair desde Compostela, en vuelo directo al aeropuerto de Orio al Serio. El avión llegó cerca de media noche, así que cogimos el bus número 1 que va hacia el centro de la ciudad y allí estábamos en menos de 10 minutos. Una de las paradas nos dejó sin saberlo, cerca del Hostel donde teníamos reservado: CENTRAL HOSTEL BG. 50 euros en habitación compartida con un desayuno incluido bastante decente. 



Tenemos una amiga que ya había estado en Bergamo y nos aconsejó que la ciudad en sí, no era bonita, pero que la parte de la Citta Alta (ciudad alta) merecía mucho la pena. Siguiendo sus consejos nos dimos una vuelta y fuimos directos a la zona alta. 

La mejor manera de llegar allí es en un funicular que sale desde la via Vittorio Emanuele II



           
 El billete cuesta 1`25 por trayecto. Es un recorrido pequeño, pero con unas vistas preciosas y la llegada  a la Piazza Mercato delle Scarpe es inmejorable. Rodeada de locales con terrazas con mucho encanto, tiendas y pastelerias.

                 






Callejear por esta zona, perderse por sus viejas, pequeñas y laberínticas calles es la mejor idea.

Pero es  parada obliga la Basílica de Sta María Maggiore.

 


  



 Una iglesia diferente por su color y su estructura. En el interior son impresionantes las pinturas  que cubren el techo y los espacios dedicados a Donizzeti, músico nacido en Bergamo y compositor de piezas de operas tan conocidas como Una furtiva lágrima

Teníamos bastante calor, y andábamos buscando algo de sombra. ¿el mejor lugar para ello?: La roca. Construcción defensiva del siglo XIV. Entre las piedras de la fortificación y el jardín del parque delle Rimembranze encontramos el fresquito que buscábamos y además disfrutamos de una vista fantástica del "skyline" de Bergamo, con todas las cúpulas de las Iglesias y torres.


Pasamos toda la mañana por aquí, pero el tiempo se nos echaba encima para seguir con nuestro viaje. Bajamos hacia el Hostel, recogimos nuestras mochilas y nos fuimos directos a la estación de tren. Prossima fermata: Venezia!!!

















Comentarios

Entradas populares